El derecho bancario es el conjunto de normas legales, reglamentarias y administrativas que regulan las relaciones con las actividades bancarias, considerando como tales, las propias de los bancos y las de aquellas entidades del sector financiero que han sido asimiladas a los bancos a los efectos de someterlas a las mismas normas de regulación.

 

Área de derecho bancario

Nuestros profesionales del bufete de abogados especializados en derecho bancario, poseen una larga experiencia en la prestación de servicios en esta materia, tanto a entidades financieras como a particulares, destacando entre otros, los siguientes:

Ejecuciones hipotecarias: Cuando se producen tres impagos en un préstamo hipotecario, la entidad bancaria acreedora puede acudir a un procedimiento judicial de ejecución para recobrar los importes adeudados. Este procedimiento se inicia con una demanda ejecutiva.

Nuestro despacho de abogados bancarios se encarga de oponerse a dicha ejecución, mediante un escrito de oposición que alegará la posible existencia de cláusulas abusivas en la escritura del préstamo hipotecario.

La ley 1/2013, de 14 de marzo de protección de los deudores hipotecarios, ha modificado la Ley de Enjuiciamiento Civil, para permitir que se califiquen las cláusulas abusivas, bien de oficio por el Juez, bien por oposicióndel deudor a la ejecución.

Ejecuciones dinerarias

Cláusula suelo: Tiene una cláusula suelo en su escritura de préstamo hipotecario? Nuestros profesionales le proporcionarán un estudio detallado de su préstamo hipotecario a fin de informarle sobre la existencia o no de dicha cláusula que impone un límite a la variabilidad del tipo de interés, causando en perjuicio del consumidor un desequilibrio importante de los del contrato, tal y como lo ha entendido el Tribunal Supremo en Sentencia de 9 de mayo de 2013. Ese desequilibrio es evidente, porque si la cláusula suelo se incluye en el contrato como mecanismo de protección de ambas partes ante la aleatoria variación de los tipos de interés aplicables durante la vigencia del contrato, solamente es la entidad financiera quien se beneficia de la misma, resultando imposible el ejercicio de la cobertura del riesgo de tipos de interés por parte del cliente ante la irrealidad de que se supere alguna vez el umbral del techo (11%), al no haberse superado el 6% en los últimos 10 años, impidiendo de este modo beneficiarse de las fluctuaciones a la baja del tipo de interés variable pactado.

Preferentes, etc…

BANNER